¿Qué es un Sistema solar residencial?

Un sistema solar residencial no es más que la agrupación de varios módulos fotovoltaicos (placas solares) que, ya que deben aprovechar la luz del sol, se fijan generalmente en los tejados de las casas con el fin de garantizar la autonomía energética relativa de las propiedades residenciales, así como obtener ahorros en la factura de la luz.
Como cada vivienda tiene un consumo específico de energía, también suele variar la cantidad de placas solares que cada una necesitará.
Ya que necesitan estar expuestos a la luz solar y, por consiguiente, a las más diversas condiciones climáticas, los módulos solares están fabricados para resistir a éstas.

¿Cómo funciona la energía solar para los hogares?

La energía solar residencial funciona mediante el uso de paneles solares instalados en el techo de su casa y generando electricidad cuando hay luz solar. Esta energía se lleva al inversor solar que cambia la corriente eléctrica, de continua a alterna, para que sea compatible con la corriente de la vivienda, quedando lista para su uso en electrodomésticos y cualquier otro equipamiento.

Si su casa genera más energía solar de la que consume, la energía extra va a la red del distribuidor y genera un “crédito de energía” para usted.

Para profundizar en el tema, le invitamos que vea el siguiente video: 

Algunas de las ventajas de la energía solar para los hogares son:

Kit de paneles solares residenciales.

Un kit solar es el conjunto de equipos necesarios para captar la luz solar, convertirla en energía eléctrica y distribuirla a un uso específico.

En el caso de la energía solar residencial, un kit solar, que podríamos llamar kit de paneles solares residenciales; es el conjunto de equipos, dispositivos, cables y todos los demás componentes de un sistema fotovoltaico para la vivienda.

Un equipo de energía solar fotovoltaica debe contener uno o más de los equipos que se enumeran a continuación:

 

  • Panel solar fotovoltaico: conjunto de módulos fotovoltaicos (normalmente se necesita más de uno para generar suficiente energía) que se exponen bajo la luz del sol y la capturan, convirtiéndola a través de sus células fotovoltaicas. Los módulos que se venden en el mercado están compuestos de 60 o 72 células cada uno.
  • Inversor Solar Fotovoltaico: es el “cerebro” de un sistema fotovoltaico residencial, porque convierte la energía generada por las placas en el tipo de energía que consumimos en nuestros enchufes (de corriente continua a corriente alterna) y también responde por la asignación de la energía no consumida en el momento, que puede ser dirigida a la red eléctrica (en el caso de sistemas conectados / On-Grid) o al banco de baterías (sistemas aislados / Off-Grid).
  • Estructuras de soporte y anclaje: Son los rieles y otros componentes necesarios para fijar los módulos en el tejado o, si van a permanecer en el suelo, las estructuras de soporte a la altura adecuada.

 

  • Cableado: conjunto de cables y conectores para hacer la conexión eléctrica entre los equipos del kit de energía solar fotovoltaica.
  • Banco de baterías: como los sistemas sólo generan energía durante el día, estas baterías se cargan durante las horas de sol, y por la noche, cuando el sistema no genera electricidad, la suministran para el consumo.
  • Controlador de Carga: equipo que gestiona la carga de las baterías, alimentándolas de la mejor manera y evitando pérdidas y sobrecargas.

  • Caja de conexiones: conjunto de componentes para proteger los módulos contra las sobretensiones de la red y otros daños eléctricos.

 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

OFICINAS CENTRALES

222 S Main Street, 5th floor, Suite 547 Salt Lake City, UT 84101

888-766-6153

© 2020 Sierra Energy

Website Design & Development by Habit Digital